miércoles, 3 de agosto de 2011

Perseidas 2011 en Roquetas de Mar

Perseidas 2011 en Roquetas de Mar
La lluvia de estrellas Perseidas de este año se pueden observar desde la playa de Las Salinas en Roquetas de Mar el día 12 de agosto dentro de una actividad organizada por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de esta ciudad.

La actividad se llama Ciencia en la playa: Una noche con las Estrellas (VI Edición). A partir de la 22.00 horas Emilio López, de la Asociación Astronómica Orión, dará una charla sobre astronomía y a continuación Orión dispondrá de varios telescopios con los que observar diversos objetos celestes. Los más atrevidos pueden permanecer en la playa durante la noche para poder disfrutar de las Perseidas.

Aunque la presencia de Luna llena va a entorpecer la visión de estrellas fugaces, el espectáculo merece la pena intentarlo. El máximo de la lluvia está previsto para las 6.00 horas del día 13 de agosto, muy cerca del amanecer, pero en las horas previas seguro que hay ocasión de observar unas cuantas perseidas.

Las perseidas son un enjambre asociado al cometa 109/P Swift-Tuttle que pasó por su perihelio en el año 1992 y cuyo periodo alrededor del Sol es de 130 años. La época de actividad de las perseidas va del 17 de julio al 24 de agosto.

A pesar de su nombre, las estrellas fugaces no guardan ninguna relación con las estrellas. Son partículas de polvo que se desprenden de los cometas y, por lo general, no superan el tamaño de un grano de arena. Estas partículas se precipitan dentro de la atmósfera de la tierra a velocidades que van desde los 10 hasta los 75 km/segundo.

Lo que vemos es el trazo incandescente de gas caliente que se produce cuando la partícula de polvo se incinera en la atmósfera por fricción a unos 100 km. de altura sobre la superficie terrestre. Los meteoros más luminosos superan el brillo aparente de las estrellas y algunos se rompen en fragmentos candentes. A veces penetran en la atmósfera trozos, mucho mayores, de roca y metal y que llegan a alcanzar la superficie terrestre, lo que conocemos como meteoritos.

Cualquier noche despejada se aprecian a simple vista varios meteoros que se incineran al azar. Se les conoce como meteoros esporádicos. Pero en determinadas épocas del año, la Tierra atraviesa corrientes de polvo que yacen en la órbita de algún cometa. Entonces se producen las lluvias meteóricas, durante las cuales llegan a verse hasta 100 meteoros por hora.

Debido a un efecto de perspectiva, todos los miembros de una lluvia de meteoros parecen proceder de una pequeña zona celeste conocida como radiante. Las corrientes meteóricas reciben el nombre de la constelación donde se encuentra su radiante: las Perseidas parecen radiar de la constelación de Perseo.